Chiringuitos de playa

Publicada en Publicada en Apuntes

“Los chiringuitos tendrán otra oportunidad con la reforma de la Ley de Costas”, proclama el secretario de Estado de Medio Ambiente desde Torremolinos, al más puro estilo “Misión en Marbella”. La historia se repite y no sorprende con nuevos trucos de magia. Basta con que nos traslademos unos cuantos años atrás, releyendo con Rafael Reig al Max Aub de La gallina ciega:

En 1969, con la excusa aparente de escribir un libro sobre su amigo Luis Buñuel, Max Aub, exiliado en México, visitó la España de Franco. “He venido, pero no he vuelto”, declaró entonces. Contó [en su diario español La gallina ciega] lo que vio, lo que le contaron, lo que recordó. Para Aub, el país no tenía arreglo. La dictadura tenía como objetivo hacer a los españoles felices y, a su modo, lo había conseguido. “Estamos en una época antirrevolucionaria”, le explica uno de sus reales o imaginarios informadores: “No digo reaccionaria. Es distinto. Repito: antirrevolucionaria. No se trata de que el pueblo mande sino de que sea feliz”.

Para Aub, la industrialización y el aumento del nivel de vida habían conseguido hacer felices a los españoles, a quienes ya sólo les interesaba (como repite sin cesar) “vivir bien”. Cuando le preguntan qué piensa del futuro de los españoles, responde: “No lo sé. Depende en gran parte de la televisión”.

[…] “Turistas, buenas tiendas, excelente comida, el país más barato de Europa. ¿Qué más quieren? No quieren más”. La gente vive mejor, pero sobre todo, se ve el camino para llegar a ello sin pasar por el sueño de la revolución”, ese es su diagnóstico: el olvido y la falsificación de la Historia no se forzaron (solo) con censura y represión, sino que se lograron gracias a la sociedad de consumo.

¿Será posible, esta vez, conseguir de nuevo la felicidad de un país con chiringuitos de playa?

Ya veremos hasta dónde se puede tensar la cuerda…

foto by Ricard Aparicio 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*