Juego: collage, apropiación y resignificación

Publicada en Publicada en Bitácora, MultitudInvisible

Jorge Furtado, en 1989, presentó “La isla de las flores”. Un valioso documento audiovisual que nos acerca de forma magistral a la cuestión del consumo y sus ciclos. Recurriendo por separado al valor de las imágenes y al lenguaje, Furtado compuso un collage audiovisual recurrente y circular. Flashback, bombardeos de imágenes que acompañan la narración del documental, diagramas que lo clarifican e ironía, mucha ironía y humor, sumergen al espectador en una turbadora trama que nos conduce con seriedad vertiginosa hasta el vertedero de La Isla de las Flores en Brasil.

Partimos del lienzo en blanco. Collage, apropiación y resignificación son instrumentos a nuestra disposición. Enfrentarse a la visualidad del juego implica mirar, mirar, mirar… pero también pensar sobre lo mirado. Combinar fragmentos, ubicarlos en el espacio, ajustar sus proporciones y tonalidad, jugar con sus significados … Richard Hamilton nos enseña cómo resolver estos detalles con frescura, ironía y sabiendo que los collages de imágenes crean, en su caso, espacios nuevos a partir de iconos tomados de la sociedad de consumo.  Trabajamos con la imagen, el signo, los significados, la ilustración partiendo del lienzo en blanco.

Pero, parafraseando a John Cage en su 100 aniversario, el blanco no existe. Basta con ver las composiciones a base de fotografías de Moholy-Nagy o el caso más cercano y contemporáneo del estudio Manuel Estrada. Pocos elementos organizados en el espacio blanco sirven de referencia a la libre interpretación del jugador, que es espectador, y que construye al mismo tiempo en ese blanco aquellos espacios que solo están sugeridos en las imágenes.

Aquí en San Salvador ya hemos superado la hoja en blanco. Cuatro pequeñas secuencias empiezan a ver la luz. Sobre el escritorio, a los iconos habituales de la suite de Adobe añadimos los Gimp y compañía. Pero el diseño no termina ahí. Pasamos los elementos al código y chequeamos cómo funciona.  Es la mezcla del diseño y el código la que generará los espacios de interacción. Ahí queremos estar, en esa mezcla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*